Adaptar un cuento como obra de teatro

Hay ocasiones en las que, cuando lees con tu hijo un cuento antes de irse a la cama, este de repente salta de ella y empieza a escenificar como si estuviera siguiendo el guión de un cuento.

En esos momentos, te das cuenta que aprender cómo adaptar un cuento a obra de teatro ofrece exteriorizar aquello que los más pequeños imaginan cuando leen una historia.

En otras palabras, hablamos de dar el papel de un personaje de una historia a los niños, para que ellos vivan en primera persona las aventuras que leen.

Pero, no es tan fácil como parece,. Aunque en Internet puedes encontrar algunos cuentos de obras de teatro, estos tienen por detrás un trabajo de sus autores para adaptarlos. ¿Te gustaría aprender a hacerlo?.

Adaptar cuento a obra de teatro
Adaptar cuento a obra de teatro

➡️ Diferencias y Semejanzas entre cuento y obra de teatro

Un cuento y una obra de teatro son dos cosas totalmente diferentes. Para empezar, son distintos géneros literarios. Sin embargo, hay diferencias y semejanzas entre un cuento y una obra de teatro. ¿Quieres saber cuáles son?

Las semejanzas

Empezaremos por aquellas cosas que son similares entre un recurso y otro. Y, en este caso, hablamos de lo siguiente:

  • Un cuento, al igual que ocurre con una obra de teatro, siguen una estructura basada en introducción, nudo y desenlace. En otras palabras, las dos siguen el mismo patrón, dando a conocer a los personajes, haciendo que la historia se desarrolle hasta el clímax, y dando una resolución para finalizarlo.
  • Tanto en el cuento como en la obra de teatro hay un narrador. Este puede actuar más o menos, pero siempre está presente.
  • Ya sea un cuento o el guión de una obra de teatro, los dos tienen diálogos de sus personajes. Es decir, que actúan varias figuras que tienen voz y por tanto se reflejan en las obras.

Las diferencias

Ahora bien, dentro de las diferencias y semejanzas entre un cuento y una obra de teatro, las diferencias también están presentes. Y estas son las siguientes:

  • El teatro no es tan riguroso en la forma de escribirse. En cambio, el cuento siempre ha de estar escrito en prosa, es muy raro encontrarlo de otra forma (aunque puede ser en caso de poesía).
  • Una obra de teatro y un cuento tienen dos funciones diferentes. Mientras que el cuento se utiliza «para leer», en el caso de la obra de teatro esta tiene como función  «representarse».
  • Los cuentos, casi siempre se realizan con un final que dé qué pensar, es decir, que tenga una moraleja como las fábulas. Pero en las obras de teatro el objetivo no es tanto el que la gente piense, sino que se diviertan.

➡️ Adaptar un cuento como obra de teatro

Si después de todo lo anterior quieres aprender cómo adaptar un cuento o texto narrativo a una obra de teatro, aquí vamos a hablarte de todos los pasos que has de dar para conseguirlo. Al principio es posible que te cueste, y pierdas mucho tiempo en hacerlo. Pero recuerda, la práctica hace al maestro. Así que no desesperes y pronto tendrás en tu poder un montón de cuentos de obras de teatro que podrás compartir con otros o si te animas a enviarla para que la publiquemos.

Paso 1: Lee el cuento

Parace una obviedad, pero el primer paso que debes dar a la hora de convertir un cuento en un guión de teatro es saber de qué va. Es decir, que tendrás que hacer una lectura profunda del cuento.

Te aconsejamos que lo hagas con tranquilidad, dejándote llevar por la historia, sin pensar en analizar el cuento. Eso vendrá después. Primero, debes conocer lo que se cuenta y lo que ocurre en él.

Paso 2: Analiza el cuento

Ahora, con una segunda lectura, saca las partes que consideres más importantes. Es posible que, de ahí, puedas sacar el guión de un cuento, es decir, lo más importante que puede coincidir con las escenas que tendría una obra de teatro.

No hace falta que seas muy descriptivo, con hacer un esquema de lo que has visto más relevante es más que suficiente para empezar a ver cómo se presentan los personajes en una obra de teatro futura (porque al ir esquematizando por partes relevantes, sabrás los que intervienen en cada momento).

Paso 3: Identifica a los personajes

El siguiente paso para hacer cuentos convertidos en obras de teatro implica saber quiénes son los personajes. Cada cuento contará con ciertos participantes, entre los protagonistas, secundarios y otros de relleno. Pero tienes que saber quiénes son.

Por eso, has de hacer un listado de todos los que son importantes y van a participar según el esquema que has hecho antes.

Un consejo que puede serte muy útil es que hagas una ficha para cada personaje. Así, sabrás exactamente cómo es y, a la hora de dar ese papel a una persona para que lo represente, le ayudará a conocerlo.

Paso 4: Crea el guión de un cuento

Esta parte es algo que hemos tratado en otro artículo (como escribir un guión teatral), y podría venirte bien leerlo. Básicamente nos estamos refiriendo a que conviertas el cuento en una obra de teatro. Y para hacerlo, debes:

  • Dividir el cuento en actos. En cada uno de esos actos ocurrirán varias escenas, así que has de decir qué va a pasar. Te puede ayudar si, a la hora de dividir, escribes las distintas escenas.
  • Crear los diálogos de cada acto. Y eso implica hacerlos para cada escena. ¿Por qué se hace esto primero a la hora de construir fábulas convertidas a obras de teatro? Porque así consigues focalizar la atención en esos diálogos, sin que se pierda nada del efecto del personaje.
  • Añadir las partes de narración en base a los diálogos y al cuento. Para dar mayor solidez a los diálogos, y al mismo tiempo crear un ambiente en torno a los personajes, es necesario que haya un narrador, o al menos partes en las que se digan qué hacen los personajes, o qué ocurre en la historia.

Paso 5: prueba tus cuentos convertidos en obras de teatro

Este es el último paso sobre cómo adaptar un cuento o  texto narrativo a una obra de teatro. Y es que, para saber si realmente tiene la esencia de la historia original, necesitas leer el resultado, es decir, tu obra, para ver si no ha perdido nada importante. E incluso más allá; escenificarla.

¿Está todo bien? ¡Enhorabuena! Ya tienes tu primer cuento hecho obra de teatro.

¿Le falta algo? No desesperes, siempre puedes volver atrás en los pasos y ver en cuál puedes mejorar el resultado.

Califica esta obra!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Obras de teatro cortas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.