El alcalde de Zalamea

El alcalde de Zalamea
El alcalde de Zalamea – Adaptación del guion a obra de teatro corta

El alcalde de Zalamea está en la lista de las obras clásicas más importantes del reconocido dramaturgo, Pedro Calderón de la Barca, cuyo estreno fue en 1640.

La historia de la que se inspiró Calderón, relata el drama vivido por Isabel, una joven que fue violada por el capitán “don Álvaro de Atayde”.

Cabe destacar que la víctima es hija del labrador, Pedro Crespo, el cual había dado alojamiento a Álvaro y otros soldados en su casa.

Con el fin de recuperar el honor de su familia, el padre, enojado, decidió hacer justicia exponiendo el caso ante el rey. Su valentía para enfrentar al perverso capitán, hizo que más adelante, el monarca lo nombrara alcalde de Zalamea.

Sin embargo, aquí te contaremos cómo transcurrieron los hechos mediante seis actos completos, que te mantendrán en suspendo y muy entretenido.

Título de la obra: el alcalde de Zalamea

Autor: Pedro Calderón de la Barca

Adaptación: Daniela Veracierta Ruiz exclusivamente para Obrasdeteatrocortas.net

Obra de 10 personajes

🎭 El alcalde de Zalamea

👫 Personajes:

  • Pedro Crespo: padre de Isabel, era labrador y luego paso a ser alcalde de Zalamea
  • Isabel Crespo: hija de Pedro Crespo
  • Juan Crespo: hijo de Pedro Crespo y hermano de Isabel
  • Inés: prima de Isabel
  • El rey Felipe II de España
  • Don Álvaro de Atayde: capitán y violador de Isabel
  • General don Lope de Figueroa
  • Rebolledo: soldado
  • Chispa: soldado
  • El Sargento

📢 ACTO 1

Narrador: tras un largo viaje, el capitán don Álvaro de Atayde llegó a Zalamea, pero estaba tan exhausto que le pidió al sargento buscar un hospedaje cómodo, para descansar durante varios días seguidos.

–Álvaro de Atayde: ¿sargento, ya encontró el lugar dónde nos quedaremos esta noche?

–Sargento: ¡Sí señor! Elegí la casa de Pedro Crespo. Dicen que tiene fama de villano, pero es uno de los más ricos de la zona y también es padre de una hermosa doncella.

Pensando en usted, seleccioné esa vivienda que está situada a las afuera de Zalamea, especialmente para que conozca a Isabel, la más bella de todas.

Narrador: el sargento describió a Pedro Crespo como un villano, porque lo había escuchado decir de algunas personas, pero realmente se caracterizaba por ser respetuoso, justo y apegado a las leyes.

– Álvaro de Atayde: bien sargento, no estaría mal conocerla. Vaya al sitio y lléveme la ropa, mientras compro comida. Después devuélvase a buscarme, pero no demore mucho, estoy agotado.

–Sargento: ¡entendido señor, así será!

📢 ACTO 2

Narrador: ya de noche, el capitán, Álvaro de Atayde, el sargento y dos soldados: Rebolledo y Chispa, llegaron a la casa de Pedro Crespo.

Isabel e Inés observaron desde la ventana a los hombres que se alojaron en la casa. Por su parte, el sargento volteó hacia donde estaban ellas, y fijó su mirada en Isabel. Las jóvenes al ser descubiertas, se agacharon y corrieron a la cama.

–Isabel: me asomé por tu insistencia Inés, ya sabía que un grupo de soldados se hospedarían aquí, papá conversó conmigo de esto.

–Inés: ¡ay prima, no seas exagerada! No pasó nada por verlos.

–Isabel: (molesta) ¡claro que sí!, uno de ellos puso su mirada en la ventana y sabe de nuestra existencia. ¡Me asusta que haya pasado esto! Porque mi padre no confía totalmente en ellos.

–Inés: tranquila no le comentes a mi tío de lo sucedido, ya verás que nada malo pasará.

📢 ACTO 3

Narrador: Pedro Crespo y su hijo Juan, le dieron la más cordial bienvenida al capitán, Don Álvaro de Atayde, tras su llegada al lugar.

–Pedro Crespo: ¡nos honra su presencia en nuestro hogar!, tenga en cuenta que estamos para servirle.

–Juan Crespo: al igual que mi padre, siento respeto y admiración por usted capitán, en nombre de la familia Crespo, lo recibimos con gusto.

– Álvaro de Atayde: agradezco a ambos por su atención y cuidado.

📢 ACTO 4

Narrador: el sargento subió con el general, Álvaro de Atayde, para indicarle cuál era su habitación, y mantuvieron una conversación sobre Isabel.

– Álvaro de Atayde: ¿cuénteme sargento, has visto a la doncella de la que también me habló?

–Sargento: sí señor, cuando bajamos de la carroza, volteé a la ventana y estaba ella asomada con la prima. Mientras usted hablaba con el labrador, fui a la cocina y le pregunté a la criada sobre Isabel, pero me respondió que su padre la tenía en un cuarto, porque la cuidaba mucho.

– Álvaro de Atayde: si Pedro, el villano, no tuviera escondida a Isabel, seguramente ella no me llamara la atención, pero como sé que es algo prohibido aumenta mis ganas de verla.

–Sargento: ¿cuál será el plan para secuestrarla sin levantar sospechas?

– Álvaro de Atayde: voy asignarle la tarea a Rebolledo que averigüe el piso y número de la habitación donde reposa.

Después de tener la información, le pediré al soldado que finja una pelea conmigo, así aprovecharé el momento y subiré al cuarto de Isabel.

–Sargento: ¡que buena idea señor!

📢 ACTO 5

Narrador: Álvaro de Atayde cumplió su plan, simulando que Rebolledo se alzó contra él. Ambos sacaron las espadas y el capitán corrió detrás del soldado. Chispa empezó a gritar.

Subieron las escaleras y entraron a la habitación de Isabel, donde también estaba su prima Inés.  Asustadas preguntaron ¿qué hacían ellos allí?

El capitán ofreció disculpas y respondió que sostuvo una discusión con Rebolledo por desobediencia, sin embargo, él le perdonó la vida. Isabel creyó lo que había dicho.

En ese momento, llegaron Pedro y Juan Crespo, furiosos con Álvaro por haber ingresado sin permiso al cuarto donde estaban las mujeres.

–Pedro Crespo: ¡atrevidos! ¿cómo fueron capaces de entrar al cuarto de mi hija?

– Álvaro de Atayde: caímos de casualidad aquí, porque Rebolledo me faltó el respeto y comenzamos a pelear con las espadas, el huía y yo lo seguía.

–Juan Crespo: no creo ese cuento, seguro alguien te habló de mi hermana y quisiste verla.

–Pedro Crespo: Álvaro estás en un espacio privado, se supone que ustedes son los primeros en dar el orden.

Seguramente tenías interés de conocer lo bella que es mi hija, ¡mucho cuidado con hacerle daño, porque no tardaré en hacer justicia!

Narrador: el general, don Lope de Figueroa, se enteró de lo ocurrido y subió hasta donde estaban todos.

–General don Lope de Figueroa: ¡ya me pusieron al tanto del comportamiento de Rebolledo!, por eso, se debe castigar como lo establece la ley.

–Rebolledo: ¡señor, no lo haga, esto fue una farsa!, el capitán Álvaro me pidió que le hiciera el favor de encontrar a la dama, y crear una especie de “pelea” para caer en su habitación.

–General don Lope de Figueroa: ¡qué acto tan bajo! No puedo creer capitán que haya incurrido a esta acción. La decisión del caso, será que usted busque hospedaje en otra parte, y yo me vendré aquí.

– Álvaro de Atayde: ¡entendido señor, así lo haré!

📢 ACTO 6

Narrador: el capitán Álvaro de Atayde, quedó disgustado por la decisión del general don Lope de Figueroa, pues se enamoró de Isabel.

Desde aquel día, Álvaro no paró de enviarle cartas y detalles con la ayuda de intermediarios, pero ella no respondió.

Él, desesperado, no podía controlar la pasión que sentía por ella, por lo que decidió secuestrarla y llevarla al monte para abusar sexualmente de la mujer.

Posteriormente, Pedro Crespo, se enteró del terrible hecho y enfadado busco la manera de hacer justicia, pero antes intentó llegar un acuerdo con Álvaro, proponiéndole que se casara con su hija.

El capitán se negó a hacerlo, y es cuando decide ejecutarlo, sin miedo por defender el honor de su hija con el fin de hacer justicia.

–Pedro Crespo: (fija su mirada en los ojos de Álvaro) ¡de aquí sales preso o muerto!

– Álvaro de Atayde: (con ironía) ¡sigo siendo un capitán vivo!

–Pedro Crespo: ¿acaso soy yo un hombre muerto? al rey, le daré mi hacienda y mi vida, por lo que haré, pero el honor es del alma y ésta última es solo de Dios.

Narrador: Pedro Crespo realizó el juicio contra Álvaro por mano propia y lo ejecutó.

Después de la muerte del capitán, Crespo se reunió con el rey Felipe II de España, exponiendo cómo sucedieron los hechos y el porqué de su decisión.

El monarca aprobó la medida al considerarla justa y a Pedro le otorgaron el puesto de alcalde permanente de Zalamea, debido a su valentía.

Desde entonces se encargó de velar por el bienestar de la población y se preocupó por que todos tuvieran los mismos derechos por igual.

Fin.

Si te gusto esta obra puedes ver mas adaptaciones de obras de teatro clásicas y  leer los guiones que son exclusivos para los lectores de este sitio.

Califica esta obra!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Obras de teatro cortas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!