El cordero y el lobo

El cordero y el lobo - fabulas cortas

Otra de las famosas fabulas cortas de Jean de La Fontaine, en este caso la historia del Cordero y el lobo que les enseñara a los más chicos a no alejarse de sus tutores, afuera hay muchos peligros y personas que solo buscan discutir para pelear sin escuchar al otro y sus razones.

Personajes:

  • Cordero
  • Lobo

Autor: Jean de La Fontaine

Había una vez un Corderillo sediento que estaba bebiendo en un arroyuelo. En esto estaba ocupado el Corderillo cuando llegó en esto un Lobo en ayunas, buscando jaleo y atraído por el hambre.

– Lobo: ¿Cómo te atreves a enturbiarme el agua? (dijo el Lobo, malhumorado). Castigaré tu temeridad.

– Cordero: No se irrite, Vuestra Majestad (contestó el Cordero). Considere que estoy bebiendo en esta corriente veinte pasos más abajo, y así mal puedo enturbiarle el agua.

– Lobo: Me la enturbias (gritó el feroz animal), y me consta que el año pasado hablaste mal de mí.

– Cordero: ¿Cómo había de hablar mal yo de usted, si no había nacido todavía? Ni siquiera estoy destetado todavía, que aún me amamante mi madre.

– Lobo: Si no eras tú, sería tu hermano.

– Cordero: No tengo hermanos, señor.

– Lobo: Pues sería alguno de los tuyos (dijo el Lobo, cada vez más enfadado), porque tienes mala voluntad a todos vosotros, vuestros pastores y vuestros perros. Lo sé de buena tinta, y tengo que vengarme.

Dicho esto, el Lobo tomo al Cordero, lo llevó al fondo de sus bosques y se lo comió, sin decir más nada.

Moraleja

Cuando alguien busca pelea no le importa escuchar las razones del otro y buscara por la fuerza tener la razón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.