El Gato y el Ratón

El gato y el raton - Obras de teatro cortas
El gato y el raton – Obras de teatro cortas

Hoy les traemos una obra de teatro de dos personajes, fue escrita por el mismo autor de Sin Reflexión, Tres perros y un gato y Mario y Marta quieren robar, guiones cortos teatrales que también pueden encontrar en este sitio.

Título: El gato y el ratón
Autor: Alan Rejón

Obra de 2 personajes

Personajes:

  • Gato
  • Ratón

Escenografía: Una calle común y corriente.

Historia: Un pequeño ratón se da cuenta que está a punto de ser cazado por un gato, intentando salvarse nuestro pequeño amigo comienza una pequeña charla.

(El ratón está de espaldas cuando de repente el gato comienza a correr hacia él.)

– Ratón: ¡Espera!, ¡Espera!

– Gato: ¿Qué quieres?

– Ratón: ¿Por qué haces esto?

– Gato: ¿Qué cosa?

– Ratón: Cazarme.

– Gato: Pues, porque tengo hambre.

– Ratón: Bueno, ¿Te gusta mi sabor y la textura de mi piel?

– Gato: Humm, de hecho no, odio cuando la cola pasa por mi garganta y todavía después de unas semanas sigo escupiendo bolas de pelo blancas.

– Ratón: Entonces ¿Por qué cazas ratones? No tiene sentido.

– Gato: Tal vez, pero en la iglesia de Doraemon el gato que vino del futuro, nos enseñaron que para estar cerca de él debemos comer ratones pues ustedes no lo aceptan a él como el único viajero del tiempo y salvador de la comunidad gatuna.

– Ratón: No puedo creer que esa sea la razón.

– Gato: Hagamos un trato, te dejare libre si aceptas a Doraemon como único viajero del tiempo y salvador de la comunidad gatuna.

– Ratón: Claro que no lo aceptaré, para empezar por que no existe y segundo, si lo hiciera, entonces no me convendría creer en él ya que solo quiere salvar a los felinos.

– Gato: No te atrevas a decir que no existe, rata blasfema, porque está en todos lados y puede desatar su furia, además en mi iglesia tenemos una comunidad de ratones creyentes a los cuales dejamos en paz.

– Ratón: Doraemon sólo era la caricatura de un gato azul, ¿Cuántos gatos azules conoces?

– Gato: Yo creo que para demostrar su divinidad Doraemon eligió el color azul para que ninguna raza sea discriminada y la televisión fue la manera de extender su mensaje en nosotros.

– Ratón: Bueno, explícame esto, Doraemon era un robot, ¿Por qué tendría que comer ratones si ni estomago tiene? Yo creo que tu iglesia ha inventado todo sólo para poder controlarlos.

– Gato: Pues, pues… (El Gato se come al ratón) Tanta plática me abrió el apetito.

Fin

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Otros titulos interesantes

380 respuestas

  1. Me gustó mucho y sobre todo me entretuvo,para ser una obra corta no está nada mal, lo que si me sorprendió fue que tuvo un final muy inesperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.