El Principito y el Rey

El Principito y el Rey - Adaptación dialogo obra de teatro corta
El Principito y el Rey – Adaptación dialogo obra de teatro corta

Serie de Adaptaciones de la Obra de Antoine de Saint-Exupéry «El Principito». Aquí el dialogo entre el Principito y el Rey en el primer planeta que visita. Encuentra otros diálogos de la Obra El Principito donde interactúa con otros famosos personajes del cuento infantil.

Titulo de la obra: El Principito
Autor: Antoine de Saint-Exupéry
Adaptación: Lourdes García Esperón

Obra de dos personajes

Personajes:

  • Principito
  • Rey

El Principito y el Rey – 3

El primer planeta que el Principito visita es el de UN REY. Un rey sentado, vestido de púrpura y armiño, sobre un trono muy sencillo y sin embargo majestuoso.

– REY: (AL PÚBLICO) Ah ! He ahí un súbdito (AL PRINCIPITO) Ven, acércate.

EL PRINCIPITO BOSTEZA Y BUSCA DÓNDE

– REY: Es contrario a la etiqueta bostezar en presencia de un rey. Yo te lo prohíbo.

– PRINCIPITO: No puedo evitarlo; vengo de un largo viaje y no he dormido.

– REY: Entonces te ordeno bostezar. No he visto a nadie bostezar en varios años. Los bostezos son para mí algo curioso. Vamos! bosteza otra vez, es una orden !

– PRINCIPITO: Eso me intimida… Así ya no puedo bostezar…

– REY: Mm, mm, entonces te ordeno de unas veces bostezar y otras de…(RECAPACITA) Si yo ordenara a un general transformarse en un pájaro de mar y el general no obedeciera, sería mi culpa…

– PRINCIPITO: Puedo sentarme ?

– REY: Te ordeno sentarte (EL REY RECOGE MAJESTUOSAMENTE UN PLIEGUE DE SU MANTO)

– PRINCIPITO: Majestad, le pido disculpas por interrogarlo…

– REY: Yo te ordeno que me interrogues.

– PRINCIPITO: Majestad, sobre qué reina usted?

– REY: (CON NATURALIDAD) Sobre todo.

– PRINCIPITO: Sobre todo?

EL REY SEÑALA SU PLANETA, LOS OTROS PLANETAS Y LAS ESTRELLAS

– PRINCIPITO: Y las estrellas le obedecen?

– REY: Por supuesto. Las estrellas me obedecen inmediatamente; yo no tolero la indisciplina.

– PRINCIPITO: Majestad, me gustaría una puesta de sol… Podría usted darme ese placer… Ordene usted al sol de irse a acostar.

– REY: Sólo se puede exigir a cada uno lo que puede hacer o dar; no puedo ordenar a un general de transformarse en mariposa ya que…

– PRINCIPITO: Entonces mi puesta de sol?

– REY: Tú la tendrás pero hay que esperar a que las condiciones sean favorables.

– PRINCIPITO: Y cuándo será eso?

– REY: Mm, mm, (EL REY CONSULTA UN CALENDARIO) Eso será, mm…mm… Será carca de … Esta tarde alrededor de las siete cuarenta !

– PRINCIPITO: (BOSTEZA ABURRIDO) No tengo nada que hacer aquí, me voy.

– REY: No te vayas y… y te haré ministro!

– PRINCIPITO: Ministro de qué?

– REY: Ministro de… de… de justicia!

– PRINCIPITO: Pero aquí no hay nadie a quién juzgar.

– REY: No se puede asegurar ; no tengo carroza para viajar por mi planeta y caminar me fatiga.

– PRINCIPITO: Yo ya estuve en el otro extremo de su planeta y no había nadie.

– REY: Mm, mm, yo estoy seguro que en mi planeta existe en algún lugar una vieja rata; tu puedes condenarla a muerte algunas veces y luego perdonarla para  economizarla, ya que no hay más que una.

– PRINCIPITO: Pero a mi no me parece bien condenar a muerte a nadie. Mejor me voy.

– REY: No, no he ordenado que te vayas !

– PRINCIPITO: Si vuestra majestad desea ser obedecido, puede ordenarme partir. Las condiciones son favorables.

– REY: (SUSPIRANDO) Puedo nombrarte embajador!

– PRINCIPITO: (SE VA DICIENDO) Los adultos son verdaderamente extraños.

Fin

*Ilustración de Delfina Pérez Adán

Califica esta obra!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Obras de teatro cortas!

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.