El tesoro de la selva

El tesoro de la selva obra teatro corta infantil animales
El tesoro de la selva obra teatro corta infantil animales

Esta obra de teatro corta fue pensada para ser interpretada por niños, es un guion de 5 personajes y dos escenas. Si te gusta y quieres ponerla en tu página no olvides poner el nombre del autor y citar como fuente este sitio. Espero que la disfruten.

Título: El tesoro de la selva
Autor: Martín Correa

Obra corta de 5 personajes
 
Personajes: 

  • Pantera
  • Mono aullador
  • Jabalí
  • Guacamaya
  • Camaleón

ESCENA 1

Camaleón está echado en una orilla del escenario en silencio; Pantera pasa de prisa caminando sin voltear a verlo.

– Pantera: (murmurando con voz rápida) es tarde, es tarde, es tarde.

(sale de la escena, y camaleón la abandona también.)

(Entran Mono, Jabalí y Guacamaya, y comienzan a dialogar)

– Mono: (antes de hablar emite un aullido con voz grave) Ya se tardó mucho Pantera ¿dónde puede estar?

– Guacamaya: se pasa, quedamos de vernos hace una hora

– Jabalí: (mientras come hierbas) da igual, aquí hay muchas hierbas para comer.

(entra pantera)

– Pantera: hola, ¿listos para ir a la montaña?

(todos guardan silencio y se voltean a ver)

– Jabalí: (mientras sigue comiendo) pues, habíamos dicho que era hace una hora, ya todos se fueron.

– Guacamaya: y tú sabes que es Boa la que sabe llegar, así que no podemos alcanzarlos.

– Mono: (emite un aullido) Así que no se puede ir, ya qué.

– Pantera: ah, sí hem, se me hizo tarde, yo lo siento pero, tengo una buena razón por la que me tardé

– Guacamaya, Jabalí y Mono: ¿Ah sí?

– Pantera: un Alux (duende de los bosques, se puede cambiar por “Chaneque”) se me apareció, y me dijo que había un tesoro muy cerca, el tesoro de la selva.

– Guacamaya: ¿y luego?

– Pantera: Comencé a buscarlo, y en eso se me fue el tiempo, recordé que tenía que verlos ¡y vine a decirles!

– Jabalí: (deja de comer) un Alux (Chaneque) woow, ¿cómo era?

– Pantera: Verde, con ojos azules.

– Mono: ¿dónde apareció?

– Pantera: Por la ceiba mayor.

– Guacamaya: ¡vamos a buscarlo!

(salen todos caminando y emocionados)

ESCENA 2

Camaleón está de nuevo echado en el mismo lugar que al inicio.(entran todos)

– Pantera: Vamos, El cedro mayor está cerca.

– Mono: ¿cedro? Tú habías dicho la ceiba.

– Pantera: ah sí, ceiba, perdón, se me fue.

(Caminan hasta pararse al lado de Camaleón, pero nadie lo puede ver. Camaleón está en silencio, pero los voltea a ver de vez en cuando y saca la lengua para comer insectos)

– Guacamaya: Bueno, aquí estamos, ¿qué dijo el Alux (cheneque) ?

– Pantera: Que aquí hay un tesoro.

– Jabalí: ¿dijo que aquí? ¿o que cerca?

– Pantera: cerca, dijo cerca.

– Mono: busquémoslo.

(Todos comienzan a buscar a su alrededor, mientras continúan buscando hablan:)

– Guacamaya: Oye Pantera, ¿y que te pareció el Alux, daba miedo?

– Pantera: sí, un poco, era de un azul muy brillante, y sus ojos rojos sí daban algo de miedo.

– Jabalí: (deja de buscar y se queda pensando)…ey tu habías dicho que era verde

– Pantera: Sí, era verde como el jade.

– Jabalí: …acabas de decir que azul brillante…

– Pantera: Me confundí con el verde Jade.

– Guacamaya: ¿y cómo?…el jade no brilla. Además habías dicho que sus ojos eran Azules…

– Pantera: Sí, lo eran.

– Mono: …acabas de decir que rojos…

– Pantera: (se rie nerviosamente) eran Azul rojizo… como hem umm, rojo azulado (da una gran sonrisa)

(Pantera voltea a ver a un lado y se percata de que allí está camaleón)

– Pantera: ¡camaleón! Hola amigo ¿qué cuentas?

– Camaleón: Estoy descansando y comiendo, llevo aquí todo el día, amo este lugar.

– Guacamaya, Jabalí, Mono: ¿tooodo el diiiiaaa?

– Camaleón: Sí, aquí bajo la Ceiba mayor la sombra está sabrosa, y pasan muchos bichitos que me como, es el paraíso.

– Mono: ¿viste a Pantera pasar por aquí hace rato?

– Camaleón: Claro, iba de prisa caminando, pasó muy rápido, no se detuvo.

– Guacamaya: ¿cómo que no se detuvo? ¿y el Alux?

– Camaleón: ¿Alux? ¿cuál Alux? No entiendo, yo sólo comía insectos y Pantera pasó muy rápido, les digo que por aquí no se detuvo, y no entiendo qué dicen de un Alux… pero dicen que dan miedo.

(Guacamaya, Mono y Jabalí voltean a ver a Pantera, quien sólo se muestra nervioso)

– Pantera: Hola, ji ji (sonríe enseñando todos los dientes)

– Jabalí: Así que… ¿no hay Alux, eh…?

– Mono: (da un gran aullido) y podríamos estar en la montaña, o ya de perdido, nadando en el rio.

– Pantera: perdón, discúlpenme, es que me quedé comiendo, mi comida estaba muy rica, y cuando me di cuenta ya se había hecho tarde. La verdad es que aquí no hay tesoro en la selva.

– Camaleón: No, yo digo que sí hubo y hay un tesoro en la selva, un gran tesoro. Has encontrado por tu cuenta que es mejor decir la verdad, es más simple, pues no tienes que estar recordando lo que inventas, cuando mientes tu memoria o la evidencia te traicionarán, y tus amigos se enojarán más de lo que se hubiesen disgustado de haber dicho la verdad. Eso, es un tesoro.

– Guacamaya: Sabias palabras de alguien tan pequeño, y que no viaja muy lejos.

– Camaleón: soy pequeño y tiendo estar mucho tiempo quieto en un lugar; pero desde aquí observo con cuidado todo lo que sucede. Realmente no es la gran cosa, es lo que puedo hacer desde aquí, con estos ojos.

Fin

El tesoro de la selva
4.5 (90.67%) 45 voto[s]


92 COMENTARIOS

  1. gracias me ayudaron a encontrar mi tarea jijiji me parece el cuento ideal para mi y mi grupo somose de 5 y tenemos k hacer el cuento para la primera semana de julio xevre gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.