Fuenteovejuna

Fuenteovejuna - Guion obra de teatro corto
Fuenteovejuna – Guion obra de teatro corto

La obra “Fuenteovejuna” del dramaturgo Lope de Vega, está basada en hechos reales, específicamente en los sucesos que vivió ese pueblo en el siglo XV, a causa de la tiranía y la corrupción del comendador mayor de la orden militar de Calatrava, Fernán Gómez de Guzmán.

El nudo de la historia se centra en Laurencia y Frondoso. Ambos personajes están por casarse, pero el comendador se obsesiona por ella e incluso, intenta hacerla suya frente a su prometido, mientras éstos se encontraban en el campo.

Además, la trama incluye una segunda línea narrativa, pues el comendador se alió con el maestre de Calatrava, Rodrigo Téllez Girón, para derrocar a los reyes católicos y conquistar Ciudad Real, en apoyo a Juana la Beltraneja, quien buscaba ocupar el trono.

Los habitantes, cansados de las injusticias, decidieron rebelarse contra el malvado comendador. Sin embargo, no te diremos más detalles para invitarte a descubrir el final de esta interesante obra, a través de una adaptación corta, resumida en cuatro actos completos.

Título de la obra: Fuenteovejuna

Autor: Lope de Vega

Adaptación: Daniela Veracierta Ruiz exclusivamente para Obrasdeteatrocortas.net

✅ Obra de 7 personajes

🎭 Fuenteovejuna

👫 Personajes:

  • Laurencia: labradora e hija del alcalde
  • Frondoso: enamorado de Laurencia
  • Maestre de Calatrava: Rodrigo Téllez Girón
  • Fernán Gómez de Guzmán: comendador mayor de la orden militar de Calatrava
  • Alcalde de Fuenteovejuna, Esteban: padre de Laurencia.
  • El pueblo: habitantes de Fuenteovejuna, quienes se rebelaron contra el comendador
  • Flores: criado del comendador

📢 ACTO 1

Narrador: el maestre de Calatrava, Rodrigo Téllez Girón, se encontraba en una reunión con el comendador mayor de la orden militar de Calatrava, Fernán Gómez de Guzmán, quien le planteó armar un plan para evitar que nombraran a Isabel “la católica”, como la nueva reina de Ciudad Real.

–Comendador: saludos, gran maestre, el motivo de mi visita es proponerle organizar varias tropas de Calatrava y tomar Ciudad Real.

Isabel no cuenta con apoyo militar, de hecho, solo los vecinos la siguen y algunos señores que llaman rey a Fernando.

–Maestre: estoy de acuerdo con su propuesta. Sacaré mi espada blanca para que se vuelva roja con la miserable sangre de nuestros enemigos. ¿De dónde vienes, tienes soldados?

–Comendador: soy de Fuenteovejuna, no tengo soldados, pero en sustitución de ellos, están los criados que son personas humildes y dispuestas a luchar.

–Maestre: excelente, todo sea para coronar a Juana la Beltraneja.

📢 ACTO 2

Narrador: el comendador, Fernán Gómez de Guzmán, acostumbrado de abusar de su pueblo y de las jóvenes de Fuenteovejuna, se obsesionó con Laurencia, la hija del alcalde, la cual destacaba por su belleza y humildes.

En una ocasión, Laurencia comentó a Pascuala (su amiga), que el comendador le propuso ser su amante, pero ella lo rechazó.

Días después, la labradora salió de paseo al campo con su novio, Frondoso, cuando de repente se tropezaron con Fernán Gómez de Guzmán.

–Laurencia: (sonriendo) le dije a mi padre que iba a lavar la ropa en el arroyo, sin embargo, fue una excusa para verlo a usted y despistar a los chismosos del pueblo.

–Frondoso: ¡mi hermosa doncella, gracias por estar aquí! Tenga en cuenta que, por usted, soy capaz de enfrentar cualquier peligro. El deseo que tengo, es ser su esposo.

Narrador: en el campo se escucharon unos pasos, Laurencia no alcanzaba a ver quién era, y le ordenó a Frondoso que se escondiera.

–Comendador: ¡qué maravilla pensar tanto en una persona y encontrársela en el camino!

–Laurencia: ¿cómo está su señoría? Aprovecho el agua del arroyo para lavar.

–Comendador: ¡suerte es la que tuve hoy de encontrarme contigo, bella Laurencia! este lugar es el indicado para hacerte mía porque está solo y así nadie nos escuchará. Estoy cansado de rogarte.

Si otras mujeres casadas, solteras y comprometidas han estado conmigo, ¿por qué tú no?

–Laurencia: no me compare con ninguna de ellas, respéteme ¡y déjeme en paz para siempre!

–Comendador: lo siento, pero esta vez no te escaparás.

Narrador: furioso y después de escuchar al comendador, Frondoso salió de las ramas para enfrentarlo con su ballesta.

–Frondoso: (apuntando con la ballesta) ¡Aléjese de ella, he dicho!

–Comendador: ¡ríndete atrevido!

–Frondoso: lo repito solo una vez más, ¡apártese de la moza ya, porque créame, no me temblará el pulso para matarlo!

¡Huye Laurencia, Huye!

–Comendador: ¡perro villano, juro que me vengaré de este agravio!

📢 ACTO 3

Narrador: el comendador, Fernán Gómez de Guzmán y el maestre, Rodrigo Téllez Girón, lograron conquistar Ciudad Real, sin embargo, la victoria no duró mucho tiempo, porque los reyes católicos recuperaron la urbe.

Este hecho, por supuesto, causó enojo en Fernán Gómez, pero su estado de humor empeoró al enterarse de la boda de Laurencia y Frondoso, por lo que decidió ir al matrimonio.

–Músicos: (gritan) ¡que vivan los enamorados!

–Invitados: (alegres) ¡que vivan!

–Laurencia: ¡que feliz me siento, ya estamos frente al altar para dar el sí!

–Frondoso: para mí es un placer, mi bella dama.

Narrador: antes de que el cura empezara a hablar, llegó el comendador interrumpiendo la ceremonia.

–Comendador: ¡buenas noches! Lo siento, pero se acabó lo que se daba.

–Pascuala: ¡señor es su noche de boda!

–Comendador: ¿acaso son los únicos que lo hacen?

–Pascuala: si hicieron algo, por favor perdónelos mi señor.

–Comendador: lo siento Pascuala, pero Frondoso no me respetó como autoridad, y a cambio, me apuntó con la ballesta en el pecho.

Este acto no es contra mí, sino en general con el honor del maestre Rodrigo Téllez Girón y de toda su orden. Por eso, pido a los soldados que arresten al campesino, para que sirva como ejemplo de castigo.

–Alcalde Esteban: ¿cómo puede considerarse un delito, el defender a su prometida del ladrón que se la quería robar?

–Comendador: (con ironía) así funciona la ley en Fuenteovejuna alcalde, ¡y ya me cansé de sus sermones, sino tendré que castigarlo con la vara!

–Alcalde Esteban: (molesto) ¡empiece pues, no le temo!

–Comendador: ¡Laurencia va conmigo al palacio y que la custodien diez soldados!

–Alcalde Esteban: (los soldados lo sostienen, mientras grita) ¡mucho cuidado con mi hija, no sabe con quién se está metiendo!

Narrador: el comendador se llevó a Laurencia y Frondoso esa noche, pese al intento de los invitados por evitarlo. Éstos también fueron víctimas de él, ya que ordenó matar a algunos, mientras que a muchos otros los envió a la cárcel.

📢 ACTO 4

Narrador: Fuenteovejuna amaneció con la mala noticia de que Laurencia fue violada por el comendador, Fernán Gómez de Guzmán.

La mujer logró huir del Palacio y le contó a su padre Esteban lo que había sucedido. Él, indignado, decidió comunicarle al pueblo lo sucedido.

Tras este hecho, los habitantes de Fuenteovejuna, cansados del abuso, decidieron ir al palacio junto al alcalde Esteban, con el fin de hacer justicia en nombre de todas las víctimas.

–Alcalde Esteban: tenemos palos, ballestas, espadas, chuzos y lanzones, ¡unidos podemos acabar con el tirano!

–El pueblo: ¡Claro que sí, vamos a darle muerte al comendador! ¡Que mueran todos los tiranos!

–Laurencia: ¡vamos todas para cobrar nuestro honor, todas!

Narrador: el comendador amenazó a Frondoso con colgarlo, mientras se dirigía el pueblo de Fuenteovejuna al palacio.

–Comendador: ni creas que ese será tu castigo, la pena que tendrás es ser colgado.

–Frondoso: yo creo que la muerte no es para mí “gran señor”, al contrario, usted es el que la lleva. De hecho, ¿no escucha un ruido que se aproxima hacia la entrada del palacio?

–Flores: ¡mi señor, viene una multitud de gente! ¡Las puertas han sido derribadas, es sin duda, todo el pueblo de Fuenteovejuna!

–Comendador: ¡los habitantes contra mí! Seguro el perro del alcalde armó este motín, ¡desaten a Frondoso ya!

–Flores: la furia corre por las venas de todo el pueblo.

–El pueblo: ¡Vivan Isabel y Fernando, mueran los traidores como Fernán Gómez de Guzmán!

–Comendador: ¡piedad, clemencia!

Narrador: el comendador murió en abril de 1476. El pueblo salió con su cabeza clavada en la punta de una lanza.

Posteriormente, el criado del comendador, Flores, se escapó y fue hasta Ciudad Real para contarle a los reyes lo sucedido.

Los reyes enviaron a un juez para investigar, él pregunto ¿quién mató al comendador? “Fuenteovejuna, señor” y ¿quién es Fuenteovejuna? Ellos respondieron: “todo el pueblo”.

Fin.

Si te gusto este guion puedes ver otras obras de teatro clásicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!