La cita errada

La cita errada obra de teatro corta
La cita errada obra de teatro corta

Un hombre y una mujer de mediana edad se conocen por chat. Ella es recién separada y pasa muchas horas charlando con este empresario que logra conquistar su corazón. Luego de un tiempo, deciden conocerse en persona y se citan en un lugar de Buenos Aires donde se desenvuelve la escena de los dos personajes principales. Vamos por el guion!

Titulo de la obra: La cita errada
Autor: Ana Maria Safar

✅ Obra de 3 personajes

🎭 La cita errada

👫 Personajes:

  • Alan
  • Alma
  • Conserje

📢 ACTO I

La escena se desarrolla en el lobby de un hotel. En un sillón. Donde dos amantes cibernéticos se encontraron por primera vez. Por primera vez se vieron cara a cara. Por primera vez se tocaron. Por primera vez se penetraron con la mirada.

Alma: (dirigiéndose a la conserjería muy acelerada y ansiosa. Estaba preciosa!!! Lucía un traje gris y camisa blanca. Por arriba un abrigo negro. Zapatos acordonados negros y su cabello rizado que sobrepasaba su cintura) Buenas tardes. Estoy buscando al señor Alan Ripol.

Conserje: (sin observarla, pues sus tareas lo tenían muy ocupado, toma el teléfono y llama a la habitación) Señor Ripol, aquí una dama lo espera. Muy bien señor, ya se lo comunico. (dirigiéndose a Alma) Señora, puede esperar en ese sector, el señor Ripol está bajando.

Alma: (muy acelerada agradece al conserje del hotel y se sienta en un sillón que se encuentra justo frente al ascensor por donde supuestamente bajará su amor. Su corazón late muy fuerte. no aguanta la espera.) Que nervios, le gustaré??? Claro que sí, si ya me conoce por video llamadas…. Igualmente tengo temores… Como siempre Alma, tan insegura de vos!!!

Alan: (aparece por detrás del sillón y la sorprende tapándole los ojos con sus manos muy perfumadas. Bajó por la escalera y no por el ascensor) Hola mujer, quien soy??? jajajaja.

Alma: (toca sus manos por primera vez emocionada) Hola amor!!! Mmmm que perfume más rico!!! Azaro verdad???

Alan: (girando sobre el sillón y tomándole las manos la observa de muy cerca y lo primero que hace es abrazarla) Al fin puedo ver esos ojazos!!! Vení, dame un abrazo. No sabés cuanto esperé este día!!!

Alma: (fundida en un abrazo eterno con Alan, le susurra al oído) Yo también divino!!! Sentís mi corazón??? No puedo disimular la emoción!!! Quiero verte… observarte, tocarte!!!

Alan: (riéndose) tenemos tiempo muñeca, hasta la hora de mi reunión, nos quedan exactamente 2 horitas. Para ser mas exacto, hora y 55 minutos.

Alma: (si bien lo conocía, sabía que era muy puntilloso con el horario y sus responsabilidades, nunca supo de esa reunión) OH, nunca me comentaste que tendrías una reunión Al…

Alan: Ah, ya empezamos con los reproches??? jajajaja. Bueno, no quise desilusionarte de entrada. Si te contaba que realmente viajaría por negocios, ni hubieses querido venir a conocerme. O me equivoco???

Alma: (algo molesta) Mirá, déjame que caiga a la realidad. En primer lugar faltaste a la verdad y en segundo lugar, creí que venías unicamente por mí.

Alan: (algo nervioso ya) Si, vine por vos. Pero aproveche a generar esta reunión empresarial que necesitaba. Si no fuera por vos, no estaría aquí, eso te lo puedo asegurar. Pero no perdamos tiempo en estas tonterías que no tienen sentido, y ocupémonos de nosotros. Te confieso que me sorprendí al verte …

Alma: (intenta soslayar el tema que la sorprendió de manera desafortunada y tratar de pasar un buen momento) Que quieres decir con eso???

Alan: Pues eres bien bajita eh??? jajaja. Te hacía más alta. Fíjate que con tacos ni siquiera superas la altura de mi hombro!!!

Alma: (que venía desinflándose como un globo) Me estás hablando en serio???

Alan: jajajaja, me encanta hacerte rabiar!!! Sos hermosa, más de lo que pensaba. Y sabés que??? Creo que podría enamorarme de vos…

Alma: (con la cara transformada, tratando de disimular) Creo??? Cuantas veces me dijiste por teléfono, por videollamada, por mails y por chats que lo estabas??? Francamente no te entiendo???

Alan: Es que muñeca, me gustas mucho, pero de ahí a estar enamorado…

Alma: Pero… Entonces, por que me lo decías???

Alan: Escúchame muñeca, somos grandes. Uno no se enamora así nomás sin conocer a una persona. Me gustas muchísimo. Hasta he pasado noches sin dormir pensándote. Pero debo ser sincero, enamorado no estoy.

Alma: Mirá Al, vine aquí porque pensé que ambos sentíamos lo mismo. Hemos hablado mas de un año por chat, horas!!! Te conocí ni bien me separé. Me ayudaste mucho a hacer mi duelo, hasta que me conquistaste. Debo reconocerlo. Pero nunca pensé que podrías fingir un sentimiento. Creo no merecerlo. He viajado hasta aquí mas de 6 horas. Dejé a mis hijos para escuchar esto???

Alan: Oye preciosa, no es para tanto. Acabo de decirte que podría enamorarme de ti. Pero tu sabes, no puedo inventar algo que no siento. Si tengo tantísimos deseos de tu cuerpo. de tu boca, de conocerte en la intimidad, y después ir avanzando con la relación.

Alma: (ya con el llanto en la garganta, permanece sentada al lado de Alan, pero se aleja unos centímetros, no le agrada lo que viene escuchando hasta ahora) No, no… No es lo que me imaginé. Quizás soy inmadura, como una adolescente que hace cualquier cosa por ver a su noviecito a escondida de sus padres. Yo mentí para poder viajar a verte. Mentí a mis hijos, lo mas sagrado que tengo.

Alan: (muy serio) Bueno, creo que ni vamos a disfrutar de los minutos que nos restan. No es para tanto mujer. Relájate y goza. Quieres que subamos a mi habitación y al menos nos quitamos las ganas de estar juntos??? (intenta abrazar a Alma)

Alma: (lo separa) No, creo que me confundí y te confundiste. No fuiste sincero conmigo. Claro que no quiero subir a tu habitación. Hubiese ido si, si hubiésemos venido aquí con el mismo propósito. Veo que no. Me equivoqué.

Alan: Tranquila muñeca. Me gustas y eso es mucho. Vení, acércate, necesito besarte.

Alma: (se aleja mas) No Al, no soy lo que necesitas, no vos sos lo que yo necesito. Creo que me voy…

Alan: (se para como para despedirla. Ella no entiende nada. También se para) Bueno, ya es casi la hora, me esperan. Nos damos un abrazo y si prefieres, espérame aquí hasta que termine la reunión. Si prefieres, te repito, ve a mi habitación, te pones cómoda. Pide comida y aguarda mi regreso.

Alma: (sin poder contener las lagrimas) No Al, todo lo que digas no sanará mis sentimientos. No me conformara. No dejaré de sentirme defraudada en mi confianza, ni de sentirme una tonta enamorada de un don nadie que me engaño como a una cosa. Sin importarle la distancia que he recorrido y las horas que le dedique a alguien que no se las merecia, restándoselas a mis hijos. Aposté y creí en vos. Me equivoque. Una vez más.

Alan: Lo siento muñeca, creí que era un juego. Así lo vi yo. Siento que no te dieras cuenta que si bien la pase muy bien contigo, nunca senti ni siento nada. Mejor dejemos las cosas asi. Tratemos de no comunicarnos más. Porque es indudable que ambos buscamos diferentes cosas.

Alma: Si, obviamente somos diferentes. Vos jugas un juego que yo no acostumbro jugar. Por favor no me busques mas.

Alan: Perfecto, despidámonos como adultos que somos y aquí no ha pasado nada.

Alma: Claro que paso!!! Pasó que una vez más, dejo de creer en el amor.

Alan: Bueno, no es para tanto. Pensalo diferente, hiciste un viaje, me conociste y saliste un poco de tu rutina casera de cada día.

Alma: (furiosa sin querer ofender, pero tampoco dejar pasar semejante ofensa) Mi rutina es lo más valioso que tengo en la vida. Y sabes que? No la cambio por nada en el mundo. Menos la cambiaria por alguien como vos. De haberte visto de otra manera, y haber sido mas sincero conmigo, no estaría aquí. Adiós Alan, solo te digo algo, no esta bueno jugar con las personas, menos con los sentimientos ajenos. Adiós para siempre.

(Alma sale de escena rápidamente. Alan se queda sentado, toma su celular y hace una llamada.)

Alan: Hola mi amor, ya terminó la reunión. Nos encontramos en la puerta del hotel Esmeralda??? Si, yo también, estoy ansioso por verte. Es nuestra primera vez, te diste cuenta??? Dale, te espero en media hora. Te voy a besar toda!!!

(Cuelga el teléfono, se dirige al conserje.)

Alan: Ay flaco, que difíciles son las mujeres, solo piensan en el amor!!! jajajaja. Como cuesta tener una cita!!! jajajaja (mutis por el foro)

FIN

Califica esta obra!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Obras de teatro cortas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!