Leyenda del Maiz

Leyenda del Maiz

La leyenda del maíz es una leyenda mexicana de origen Azteca que está relacionada con los habitantes que vivían en América antes de que fuera colonizado. Conoce lo que se cuenta de esta leyenda de dioses aztecas.

👫 Personajes:

  • Quetzalcóatl
  • Aztecas
  • Hormiga Roja

🤱 La Leyenda del Maiz Completa

Hace mucho, mucho tiempo, cuando América todavía no habia sido descubierta por los europeos en la zona de que hoy conocemos como México había una población; los aztecas. Estos se alimentaban de lo que proveía la naturaleza, es decir, de las raíces de las plantas, los animales que cazaban, etc. Sin embargo, a pesar de ser buenos «recolectores», había una planta que se les escapaba, y al mismo tiempo era su deseo incumplido: el maíz.

Este creía en las zonas más escondidas de donde vivían, en unas montañas muy altas y escarpadas que ningún hombre ni mujer lograba superar para conseguir el bien tan preciado. Por eso, un día, desesperados por ese manjar que les era imposible, rezaron a los dioses. Estos, deseando querer ayudar a los hombres, decidieron que moverían las montañas para que así fuera mucho más fácil alcanzar el ansiado maíz. Pero, por mucho que lo intentaban, no lograron mover ni un centímetro de las montañas.

Los aztecas, desesperados por querer consumir el maíz, pidieron ayuda al dios Quetzalcóatl, quien era considerado un dios supremo. Le explicaron que quería el maíz para poder hacer harina, y de ahí a conseguir pan. Por eso, el dios se apiadó de ellos y decidió ayudarles en tan ardua tarea.

Pero, en lugar de intentar mover las montañas, él prefirió hacer algo diferente. Ante los ojos de los aztecas, se transformó en una pequeña hormiga de color negro, dejando patidifusos a los habitantes del lugar, que no entendían cómo algo tan pequeño iba a lograr llegar a las montañas.

Pero Quetzalcóatl no se amilanó, ni tampoco se avergonzó de lo que hacía. Se reunió con una hormiga roja y las dos empezaron su camino para cruzar las montañas. Durante días, las dos hormigas fueron subiendo la pendiente hasta alcanzar la cumbre. Y, de ahí, empezaron la baja por el otro lado. Una vez en su destino, agotadas, descubrieron que allí se encontraban las mazorcas de maíz que habían ido a buscar.

Poco a poco, extrajeron los granos de las mazorcas y, con la carga, regresaron por donde habían venido. Sin embargo, el cansancio hacía mella en ellos y, junto con la pesada carga que cargaban, sus patitas apenas podían dar un paso. Y es que solo podían llevar apenas unos granos de maíz, pero eran el tesoro más importante y no podían dejarlos caer a pesar de lo que les ralentizaba y el cansancio que llevaban encima.

Transcurridos varios días, por fin llegaron al pueblo de los aztecas, quienes los recibieron con vítores y agradecimientos. Quetzalcóatl le prometió a la hormiga roja que la compensaría por su ayuda, y entregó los granos de maíz a los aztecas para que estos pudieran plantarlo y así obtener una planta de maíz y toda una plantación para que pudieran hacer harina a fin de fabricar pan y que sus hijos, y todos en la aldea, se desarrollaran más sanos y fuertes.

Gracias a esa ayuda, el dios Quetzalcóatl se convirtió para ellos en el más amado.

👹 La Leyenda del Maiz Corta para niños

Cuentan las historias de los primeros aztecas sobrevivían alimentándose únicamente de raíces y de los animales que cazaban. No tenían el maíz, pues este cereal tan alimenticio, estaba escondido detrás de las montañas y no tenían acceso. Si bien los antiguos dioses trataron de separar las montañas que les impedían el paso no lo consiguieron.

Fue Quetzalcóatl quien uso su inteligencia y no su fuerza,  convirtiéndose en una pequeña hormiga negra le pidió ayuda a una hormiga roja que cargaba un grano de maíz para que le indicara de donde lo había obtenido. La travesía estuvo llena de dificultades, pero Quetzalcóatl logró superarlas, pensando solamente en su pueblo y sus necesidades de alimentación.

Al llegar a la plantación tomo un grano maduro de maíz y volvió al pueblo para que estos pudieran sembrar su propio grano y vivir felices.

📹 Video del cuento La leyenda del maíz

Califica este leyenda!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Te gustó la Leyenda? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Leyendas geniales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.