Monologo cómico de mujer «No me vuelvo a enamorar»

Monologo corto mujer
No me vuelvo a enamorar – Monologo corto de mujer

Monologo de una mujer que de sus tragedias obtiene sus beneficios. Obra de teatro unipersonal para desarrollar la técnica del standup tan popular en la actualidad.

Titulo de la obra: No me vuelvo a enamorar
Autor: Ana Maria Safar

✅ Monologos

🎭 No me vuelvo a enamorar

👫 Personajes:

  • Renata

📢 ACTO I

Les voy a contar una historia, parte de mi vida.
Soy Renata, muy enamoradiza. Todos me caen bien.
Resulta que salimos a bailar con una amiga y nos fue re bien!!! Conocí a un señor. Hombre 1. Era camionero. Trasladaba hacienda.
Se acercó, me habló y me encantó la forma en la que me observaba. Me sentía una diosa iluminada y adorada por aquel hombre que acababa de conocer.
Juan. Nombre simple y común. Desde ese día y por dos años, no nos separamos más!!!

Convivimos en mi casa. El viaja mucho, entenderías por qué. Entonces me tengo que hacer cargo de absolutamente todo: Lavo, plancho, cocino, limpio la casa, corto el pasto, cuido de los perros, los paseo, lavo los autos y hasta su camión porque el llega muy cansado cada vez que retorna de sus viajes. Hasta le corto las uñas de los pies, lo depilo, le corto el cabello, hago las compras, le preparo sus viandas, y todo lo que se les pueda ocurrir que puede hacer un hombre y una mujer juntos en una casa.

Cierto día me comenta que debe viajar a Salta a visitar a su madre que estaba enferma. Suponía que viajaría en avión, pero no. Decidió hacerlo en auto.
Obviamente no le creí ni una miserable palabra. Imaginé que se iría con alguna mujer a pasar un fin de semana. Y francamente no le dije nada, pues nuestra relación era muy buena. Claro, no nos veíamos nunca!!!

Entonces llegó el día y partió.
Pasaron 3 días y ni noticias. El celular apagado y él no daba señales de vida.
Al cuarto día tocan el timbre. Salgo y era la policía!!! Venían a darme malas noticias. Había tenido un accidente. Chocó de frente contra un camión y falleció en el acto!!!
Oh, Dios mío!!! Me quedé sola y sin pensión!!! Nunca trabajé, el ganaba muy bien. Pero, ni nos casamos ni pasaron 3 años de convivencia.
Me repetí mil veces, yo no me enamoro mas!!!

Pasaron dos años y una amiga me invito a salir. Yo gorda como estaba, alimentándome a fideos y polenta, no tenia ni ropa para ponerme. Pero accedí. Horrible, con el pelo canoso y sin ningún atractivo, fui a ese boliche y me escondí en un rincón.
De repente aparece un señor, Hombre 2, Carlos, muy aseñorado, esbelto, rubio, ojos claros, con una voz que derretía los polos… Oh, que bien que está!!! Que bien huele!!! acostumbrada al camionero con olor a hacienda, su perfume me conquistó!!!

Se acercó, me susurro al oído, salimos a bailar y nos entendimos tanto que a la semana estábamos conviviendo.
El era ingeniero. Viajaba por todo el país. No tenia hijos y yo tampoco. Cuando estábamos juntos, disfrutábamos full!!!
Entonces me tengo que hacer cargo de absolutamente todo: Lavo, plancho, cocino, limpio la casa, corto el pasto, cuido de los perros, los paseo, lavo los autos y hasta su camión porque el llega muy cansado cada vez que retorna de sus viajes. Hasta le corto las uñas de los pies, lo depilo, le corto el cabello, hago las compras, le preparo sus viandas, y todo lo que se les pueda ocurrir que puede hacer un hombre y una mujer juntos en una casa.

Un buen día me dice que debe viajar a Santa Cruz. Le pregunto si iría en avión y me responde que no, que irá en su camioneta.
Otra vez desconfié. Pensé que se iría con otra mujer, porque semejante viaje en camioneta, llegaría exhausto.
Y llegó el día, y partió.

Pueden creer que pasaron 3 días y nada, ni noticias.
Al cuarto llaman a la puerta de casa. La policía. Malas noticias. Se mató en la ruta. Volcó por un acantilado, el vehículo rodo, se incendió, cayó a un rio y nunca encontraron su cuerpo.
Otra vez sola??? y saben que??? Convivimos 2 años, no nos casamos, ergo sin derecho a pensión. Oh mi Dios!!! No me vuelvo a enamorar!!!
Pasó un año y otra vez mi amiga me convence de salir.

Estando en el boliche, se me acerca alguien y me habla muy cerquita del oído. Su voz me subyugó. No quería girar a observarlo, solo quería escucharlo.
Yo ya estaba en forma, divina, flaca, una cabellera espeluznante!!! Claro, levantaba a cualquiera!!!
Miro sus manos, enormes manos y veo sus pies, gigantescos!!! Me volví loca!!! Eran mi fetiche. Hombre 3. Diego.
Gire la vista y me encontré con un señor como de 1.50 m de altura, morocho, ojitos vivaces, muy simpático y al mes ya convivíamos.
Nos entendiamos de maravillas!!! Era abogado. Mucho dinero. Un Lamborghini maravilloso nos paseaba a donde se nos antojaba.
Viajaba mucho.

Entonces me tengo que hacer cargo de absolutamente todo: Lavo, plancho, cocino, limpio la casa, corto el pasto, cuido de los perros, los paseo, lavo los autos y hasta su camión porque el llega muy cansado cada vez que retorna de sus viajes. Hasta le corto las uñas de los pies, lo depilo, le corto el cabello, hago las compras, le preparo sus viandas, y todo lo que se les pueda ocurrir que puede hacer un hombre y una mujer juntos en una casa.

Un buen día también vino con el verso del viaje. Esta vez a Misiones. Un amigo por drogas había caído preso.
Pensé lo mismo, que iría en avión. Pues no, se fue en ese Lamborgini… A los 4 días sin noticias de su parte, llega una comunicación de la policía que había tenido un accidente. Si, otro mas. yo ya parecía la viuda negra!!! Se quedó dormido, se fue de la ruta y se estrelló contra un árbol.

Oh Diosito!!! Otra vez sola. No me enamoro mas!!!
Pero esta vez me había casado. Ni se imaginan la pensión que herede!!!
Comencé una nueva vida, sola, disfrute de mi pensión. Viaje mucho.

En uno de los viajes, conocí al 4to hombre de mi vida. En un avión, sentado a mi lado, charlamos todo el viaje. Nos re entendimos. Era político. Tenia un hijo de 3 años. Yo ninguno aún.
Era divinooo!!! Alto, morocho, boca carnosa, musculoso, y muy buen pasar. Me pidió matrimonio y acepte. A los 3 meses convivíamos los tres.
Oh Diosito!!! Por que me volví a enamorar???

El mocoso era insoportable. usaba pañales todavía. Tomaba mamadera. Lo único que me decía que yo no era su madre. Ay si lo hubiese sido!!!
Dormía con su padre y yo con el perro en otra habitación. De aquello ni hablar. Estaba totalmente abandonada. Vivía diciéndome que me cuidara, que estaba gorda, pero como iba a cuidarme si solo atendía la casa, a ese niño y no recibía ningún aliciente para al menos cuidarme!!!

Entonces me tengo que hacer cargo de absolutamente todo: Lavo, plancho, cocino, limpio la casa, corto el pasto, cuido de los perros, los paseo, lavo los autos y hasta su camión porque el llega muy cansado cada vez que retorna de sus viajes. Hasta le corto las uñas de los pies, lo depilo, le corto el cabello, hago las compras, le preparo sus viandas, y todo lo que se les pueda ocurrir que puede hacer un hombre y una mujer juntos en una casa.

Una noche de muy mal humor, me rebele y dije que no cocinaría. Entonces él tomó a su niño y se fueron al cine y luego cenarían hamburguesas, tal como le gustaban a ese niño mas que caprichoso. Ay si fuera su madre!!!.. me repetía constantemente.

Cuando me aseguré de que marcharan, tome mis valijas, las llene con mis cosas, cargue el mejor auto y abandone ese hogar que por años me tuvo atrapada cual sierva.
Pero antes de salir, conecté la cerca eléctrica.
Hoy gozo de dos pensiones. Vivo feliz y no me he vuelto a enamorar.

Fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!