Obra de Teatro sobre la donación de órganos

obra teatro donación órganos guion
Obra teatro sobre la donación órganos – Guion

Una nueva obra de teatro original que nos envía Ana María y que ronda sobre un secreto familiar muy bien guardado, y un final impensado. Estos dramas propios de la sociedad actual y un sinfín de dramas familiares entorno a las distancias, los desencuentro, secretos y la perdida de seres queridos.

Titulo de la obra: Todo vuelve…
Autor: Ana Maria Safar

✅ Obra de 4 personajes

🎭 Todo vuelve…

👫 Personajes:

  • Sara
  • Jevo
  • Doctor
  • Enfermera

📢 ACTO I

(Durante la pandemia 2020, 2 hermanos no se han visto desde el mes de febrero, que uno de ellos regreso de su viaje al exterior. En el mientras tanto, tienen la desgracia de perder a su madre por covid-19 y es entonces cuando la hermana mayor, le propone a su hermano menor, hacer una video llamada.)

– Sara: (algo nerviosa, pero feliz por ver a su hermanito del alma) Hola hermoso!!! Como estás??? Me ves bien, anda tan mal internet…

– Jevo: (cansado, trabajó toda la noche. Recién se despierta.) Hola Sarita, que bueno que tuviste la iniciativa de hacer una video llamada!!! Si, te veo bien y linda como siempre!!!

– Sara: (sonriente, ama a su hermano) Que bueno Jevo, te siento mas cerquita viéndote. Luego de lo de mami, nos hundimos en nuestro ostracismo. Pero quería decirte que siempre vas a contar conmigo. Arriba nuestro ya no queda nadie. En tu caso, solo yo. Así que, ya sabes, estoy para lo q necesites. Y si no necesitas nada, mejor!!! (risas y más risas)

– Jevo: (poniéndose serio) Mira hermanita, con esta muerte repentina de mami, no quise preocuparlos. Pero, tuve que acudir al médico de urgencia.

– Sara: (con el entrecejo fruncido y muy sorprendida) Ay Jevo, que es lo que nos ocultaste??? Por favor, dilo sin anestesia!!!

– Jevo: (triste) Mira Sarita, comencé a tener problemas para orinar. Y acudí al nefrólogo. Imagínate con esta pandemia, con mucho temor y con los cuidados que todos debemos mantener, me indicó que me hiciera una resonancia para saber como están mis riñones.

– Sara: (con ganas de cortar la charla, pues la noticia que le acaba de dar, le cayó como balde de agua fría. No se la esperaba, como tampoco lo que tenía que descubrir) Pará , pará, hermano… que me querés decir??? que estás con problemas renales???

– Jevo🙁encogiéndose de hombros) Vaya usted a saber??? No te digo que aún no me he hecho los estudios pertinentes!!! Tampoco me los haré por ahora. Solo te digo que me duele la cintura y no hago mucho pis.

– Sara: (tragando saliva y poniéndose seria) Javo, tengo que contarte algo.

– Jefo: (intrigado) mmm que cosa hermanita???

– Sara: (tomando coraje) Mira hermano, como bien sabrás, en cada familia siempre hay un secreto bien guardado. Pues en la nuestra también. Y si bien yo siempre lo supe, a vos se te excluía porque no cabía la posibilidad de que algún día lo descubrieras.

– Jevo: (la interrumpe en seco) No sigas!!! Así que guardaban un secreto familiar y me excluyeron a mi de conocerlo??? Acaso no soy de la familia??? Que me vas a decir ahora, que soy adoptado???

– Sara: (no sabiendo como seguir la charla, pues esta video llamada tendría otro sentido, no el que estaba tomando) Tranquilo, escúchame bien. Recuerdas que yo de pequeña siempre estaba enferma? Que iba de médico en médico??? Bueh, vos eras muy chico, pero quizás recuerdes. También tuve un problema renal. nací con un solo riñón que funcionaba al 5 %. Tardaron en darse cuenta. Con estudios y ante mis sintomatologías lo descubrieron.

– Jevo: (abriendo la boca y queriendo despertar de esa confesión que lo ponía cada vez más en alerta) No, jodeme!!! Me estás haciendo una broma, verdad???

– Sara: (cabizbaja) Quisiera decirte que es broma. Pero la realidad es que te quitaron un riñón y me lo pusieron a mi. Gracias a vos, estoy viva mi amor!!!

– Jevo: (tomándose la cabeza y sollozando) No puede ser!!! No puede ser real!!! Tenés un riñón mío!!! Esto es una pesadilla… y la cicatriz que tengo sobre la cintura, me dijeron que me caí de un caballo y me clave una chapa que estaba sobre el piso. Tanto me engañaron???

– Sara: (entre vergüenza y pena) Perdón Jevo, no fue mi decisión, fue de nuestros padres. A mi solo me resta agradecerte!!! Te amo hermano!!!

(Jevo muy molesto, corta la comunicación sin despedirse de su hermana. Inmediatamente toma el teléfono y pide un turno para hacerse ese estudio postergado y conocer la realidad de su condición física. Se dirige a la clínica, pasa por ese horrible aparato y luego espera el diagnóstico del médico.)

– Jevo: (sentado esperando ser llamado, está muy nervioso y triste a la vez, reflexiona) Espero esta noticia con ansias. Espero no sea nada serio.

– Médico: (algo tenso, le indica a Jevo que ingrese al consultorio) Adelante muchacho!!!

– Jevo: (tembloroso, toma asiento) Doctor, dígame la verdad. Sin vueltas. Yo enfrentaré lo que tenga que ser.

– Médico: (tranquilo, pero tomando coraje para darle la noticia) Mira Jevo, si bien me comentaste que tenias un solo riñón, acabamos de corroborarlo. Pero el riñón que tenés, no está funcionando correctamente. Tenes que ser trasplantado. No te asustes. Indícame quienes son tus familiares directos y podríamos hablar con ellos, para saber si están dispuestos a donar. A la vez entras en emergencia en la lista de pacientes que esperan ser trasplantados.

– Jevo: (derrotado) Doctor, no tengo familia prácticamente. Solo mi hermana y ya conoce la historia. Y cuénteme, ahora que procede???

– Doctor: Tendrás que empezar con diálisis. La verdad es que no entiendo como hasta ahora no lo has necesitado.

(De repente irrumpe en el consultorio una enfermera, llevando una noticia, en apariencia halagadora.)

– Enfermera: (acalorada) Doctor, doctor, acaba de suceder algo increíble y desgraciado a la vez. A una cuadra de aqui un auto llevó por delante a una señora. La trajo a la guardia la misma persona que la atropelló. Llegó con vida, pero sus últimas palabras fueron: soy donante, y falleció!!!

– Doctor: (dirigiéndose a Jevo) Quédate aquí muchacho, ya regreso.

(Dirigiéndose hacia la guardia, había poco tiempo por perder, tenía que tomar los órganos. Entrando a la guardia, pide que lleven el cuerpo a un quirófano y lo preparen. Sale arduamente hacia su consultorio y le comenta a Jevo que lo acompañe. El joven no entiende nada. Luego en el pasillo le va explicando los procedimientos que seguirán.)

(Pasan 2 días y Jevo despierta de su letargo. Había sido trasplantado. Entra el doctor a revisarlo y observar sus signos vitales y le pregunta si alguno de su familia ha ido a visitarlo. El doctor asiente para su tranquilidad. Jevo vuelve a dormirse, está muy dolorido y por el efecto del sedante, duerme prácticamente todo el día en terapia intensiva.)

– Doctor: (de pie frente a la cama de terapia) Ay Jevo, si supieras que recobraste lo que habías perdido hace años, ni vos lo creerías…

FIN

Califica esta obra!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Te gustó la obra? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Obras de teatro cortas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.