Origen e Historia del Teatro

Origen del teatro - Historia
Origen del teatro – Historia

El origen del teatro inició a través del culto religioso griego, luego evolucionó y llegó a otros países, los cuales adoptaron distintas maneras de expresión.

Históricamente, este tipo de arte ha sido utilizado para manifestar ideas sociales, políticas, religiosas, entre otras temáticas, de las cuales hablaremos más adelante.

En este sentido, te describiremos cómo surgió la dramaturgia y cuáles son los respectivos géneros que derivan de esta, pero primero definamos el concepto de teatro antes de continuar.

🏛 Definición de teatro

La Real Academia Española (RAE) define al teatro (parte artística o cultural) como el “conjunto de producciones dramáticas provenientes de un pueblo, una época o autor (…)”.

Por lo tanto, la institución cultural se refiere al término, como la práctica representada en escena, donde se expone una situación basada en hechos reales o de ficción.

Asimismo, la dramaturgia está acompañada de los siguientes elementos de una obra de teatro: escenografía, gestualidad, iluminación, efectos, música, discurso, vestuario y maquillaje.

Por otra parte, la RAE define también al teatro, (la parte edilicia) como “la sede o edificio, para la presentación de obras y otros espectáculos (…)”.

Cabe destacar que la palabra teatro, proviene de Grecia  y se escribe “theatrón”, que significa “el espacio para la contemplación”.

🏛 Origen del teatro y su historia

El origen del teatro tuvo lugar en Grecia, de hecho, fue un logro cultural que dio paso a este género literario nacido a partir de las ceremonias en honor al dios del vino y de la vegetación, Dionisio (leer más sobre el teatro griego).

Este importante aporte de los griegos en cuanto a la puesta en escena, se conoció también como teatro antiguo, e impactó al mundo artístico de tal manera, que luego de unos años, también se implantó en otras latitudes amén de ciertas variaciones, lo cual podemos observar, por ejemplo, con el teatro romano, el teatro medieval o el teatro contemporáneo.

Ahora bien, desde la antigüedad, el “drama” se relacionó íntimamente con el teatro. El significado de esta palabra griega se traduce en “hacer”, convirtiéndose así, en un género que relata historias sobre la vida, los conflictos del ser humano y la forma de superarlos.

A partir del drama, apareció la tragedia, que cobró fuerza en la Grecia clásica. Este tipo de obras se basaron en mitos o antiguos relatos sobre dioses, héroes y personajes de la alta sociedad, quienes no escaparon de su nefasto destino.

Posteriormente, en el siglo V antes de Cristo, surgió la comedia, caracterizándose por despertar el humor del público. Generalmente, en ella hay un personaje creador del conflicto, sin embargo, el problema se resuelve y la obra culmina con un desenlace feliz.

Al principio, la comedia consistía en rituales de fertilidad. Después el contenido tomó otro rumbo hacia el contexto familiar, amoroso y financiero, incluyendo a personajes de la clase popular.

¿Quién fue la persona que inventó el teatro?

autores teatro antiguo

El teatro, como mencionamos antes, comenzó en Grecia, por ello, el crédito no es de un solo autor. Los primeros dramaturgos fueron: Esquilo, Sófocles y Eurípides con la tragedia.

Sin embargo, Esquilo recibió el título del “padre del drama griego”, pues hizo que las presentaciones teatrales pasaran a los espectáculos.

Entre las obras más famosas de Esquilo, se encuentra: “Prometeo encadenado”, un sujeto castigado por Zeus, tras oponerse a la idea que tenía el dios, acerca de exterminar a los hombres.

Asimismo, al teatro se sumaron otros autores de nacionalidad griega, como Aristófanes y Menandro, pero realizando obras para al género de la comedia.

¿Cuándo y cómo se origina el teatro en Roma?

El origen del teatro romano comenzó aproximadamente en el siglo II ante de Cristo, pero terminó de instituirse en el siglo III.

Tuvo similitud con la dramaturgia griega. En un primer momento, las obras fueron de carácter religioso y se realizaban durante distintos festivales de la época.

Sin embargo, los romanos acudían con frecuencia a actividades de entretenimiento, por lo que el teatro fue incorporado en esa categoría, mediante la comedia.

Plauto, nacido en Umbría, Italia, fue uno de los autores más brillantes de este género, que hizo vida en Roma. Sus comedias se caracterizaron por enredos amorosos, celestinas, esclavos astutos, entre otras tramas.

Por su parte, Terencio, es otro de los grandes de la comedia. Es oriundo de Cartago, una antigua ciudad situada al norte de África. Llegó a Roma como esclavo, sin embargo, su señor le otorgó la libertad.

¿Cuáles son los orígenes del teatro español?

El teatro español siguió el ejemplo de Grecia y Roma, con relación al culto religioso. En este sentido, la misa era escenificada, representaba el drama, la muerte y resurrección de Jesucristo.

Este tipo de teatro, conocido como “medieval”, contó con la participación de las iglesias. Los clérigos fueron quienes realizaron los diálogos.

Los episodios se basaron en la Biblia, además, los participantes recitaban texto con música religiosa, (tropo), constituyendo también el drama litúrgico.

Posteriormente, los encargados de los templos, desistieron de hacer las obras por motivos de decoro, sin embargo, algunos grupos actuaban en los espacios públicos.

Ya para el siglo XVII, el escritor Lope de Vega realizó una transformación al teatro español, mezclando dos géneros: lo trágico y lo cómico. Las obras se escribían en versos y agregó nuevos temas. Un ejemplo es su famosa obra Fuenteovejuna.

Evolución del teatro

Durante el siglo XVIII, naciones como Francia, Inglaterra y la misma España, apostaron por el teatro neoclásico. El objetivo fue retomar las ideas del teatro griego y romano.

Mientras que algunos países como, Alemania, establecieron nuevos estilos a la hora de hacer teatro, inspirándose en el romanticismo y situaciones de la época.

A partir de todo esto, la dramaturgia ganó espacio en otros continentes, cuyas adaptaciones y contenido, variaron según cada nación.

Actualmente, encontramos nuevas partes de una obra de teatro, las cuales incluyen los diálogos, las acotaciones, la estructura del guion, los personajes y el género.

Asimismo, también destacan la puesta en escena, es decir, la escenografía, el vestuario, la luminotecnia, la danza, la música y el sonido, los cuales brindan la ambientación perfecta para ubicar al espectador en el lugar. Aunque mas en la actualidad, el polaco Jerzy Grotowski dio inicio a un movimiento que se despoja de todos los elementos, llamado teatro pobre.

Finalmente, podemos decir que el teatro es el mejor aliado para entretener, transmitir emociones, promover valores, generar reflexión y expresar incluso descontento social.

Te invitamos a que navegues por el sitio y encuentres una obra de teatro que sea ideal para que tu la representes.

Califica esta nota!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Te gustó la nota? Compártela !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Otros articulos que te van a interesar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!